Categorías de blogs

Últimas publicaciones

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LAS BATERÍAS DE CARRETILLAS ELEVADORAS

¿CÓMO FUNCIONAN LAS BATERÍAS PARA CARRETILLAS ELEVADORAS?

Antes de nada, debes saber que las baterías para carretillas elevadoras son un tipo de baterías recargables que suelen estar formadas por varias celdas individuales, cada una de las cuales contiene una placa positiva y una negativa separadas por un aislante. Estas celdas se conectan en serie para crear una batería con el voltaje y la capacidad deseados.

Para cargar una batería de carretilla elevadora, primero es necesario conectar la batería a un cargador. A continuación, el cargador suministrará una cantidad controlada de energía eléctrica a la batería, lo que provocará una reacción química dentro de las celdas de la batería. Esta reacción química convertirá la energía eléctrica en energía química, que se almacenará en la batería.

Finalmente, cuando la carretilla elevadora está en uso, la batería suministra energía eléctrica al motor de la carretilla, que convierte la energía eléctrica en energía mecánica. Esta energía mecánica se usará para mover la carretilla elevadora y levantar cargas pesadas.

¿QUÉ TIPOS DE BATERÍAS PARA CARRETILLAS EXISTEN?

Hay varios tipos de baterías para carretillas elevadoras, sin embargo, existen tres grandes tipos de baterías: de plomo ácido y de iones de litio. Te contamos las principales características de cada una de ellas:

Baterías de plomo-ácido

Las baterías de plomo-ácido son el tipo más común y se han utilizado durante muchos años. Son relativamente baratas y pueden cargarse rápidamente. Sin embargo, requieren un mantenimiento regular, incluida la adición de agua a las celdas, y pueden emitir gases nocivos durante la carga.

Baterías de litio

Las baterías de litio son cada vez más populares por su mayor duración y rapidez de carga. Requieren cierto mantenimiento, son mucho más eficientes y tienen una mayor durabilidad. Sin embargo, son algo más costosas de entrada.

En Carretillas TR trabajamos con la marca MB Forklift, la cual presenta carretillas elevadoras que funcionan tanto con baterías de plomo-ácido, como de litio. ¡Te contamos sus diferencias aquí!
 

¿QUÉ DIMENSIONES TIENEN LAS BATERÍAS?

Las baterías para carretillas elevadoras están disponibles en distintos tamaños. El tamaño de la batería necesaria depende, así, del volumen y el peso de la carretilla elevadora, así como de la duración y la intensidad de su uso. 

La batería suele alojarse en una bandeja debajo del asiento de la carretilla elevadora, aunque algunos modelos la montan en el lateral o la parte trasera de la carretilla elevadora.
 

¿CÓMO CARGAR LAS BATERÍAS DE CARRETILLAS ELEVADORAS?

Para cargar una batería de carretilla elevadora, debe conectarse a un cargador que se ajuste a su voltaje y requisitos de carga. 

 

La carga suele durar varias horas, dependiendo del tamaño de la batería y de la potencia del cargador. Además, algunos cargadores pueden programarse para cargar la batería en momentos específicos. 

 

4 RIESGOS DE LAS BATERÍAS DE CARRETILLAS QUE DEBES TENER CUENTA

Las baterías de las carretillas elevadoras pueden plantear varios riesgos, sobre todo si no se manipulan, mantienen o cargan correctamente. Algunos de los riesgos asociados a las baterías de carretillas elevadoras son:

⦁    Fugas de ácido: Contienen ácido sulfúrico, que puede salir de la batería si está dañada o sobrecargada. Esto puede causar quemaduras químicas en la piel, los ojos o los pulmones, así como daños en la ropa, el equipo o el suelo.

⦁    Incendio o explosión: Las baterías de las carretillas pueden liberar gas hidrógeno durante el proceso de carga, lo que puede crear una atmósfera explosiva si no se ventilan adecuadamente. Además, la sobrecarga o el sobrecalentamiento de la batería pueden hacer que se incendie o explote, lo que puede causar lesiones graves o daños materiales.

    Descarga eléctrica: Estas baterías contienen altos voltajes, lo que puede suponer un riesgo de descarga eléctrica si la batería no se manipula correctamente. Esto puede ocurrir al conectar o desconectar la batería de la carretilla elevadora o del cargador, o al realizar trabajos de mantenimiento o reparación en la batería.

⦁    Gran peso: Las baterías de las carretillas elevadoras pueden llegar a pesar más de mil kilos, lo que las hace difíciles de manejar y maniobrar. Levantar o manipular la batería de forma inadecuada puede provocar lesiones de espalda, esguinces o caídas.

¿CÓMO MINIMIZAR LOS RIESGOS?

Para minimizar estos riesgos, es importante seguir los procedimientos adecuados para manipular, mantener y cargar las baterías de las carretillas elevadoras. Desde Carretillas TR te proponemos las siguientes acciones para minimizar los posibles riesgos:

⦁    Proporciona un equipo de protección personal adecuado y acorde con normas de PRL, como guantes, gafas y delantales, a los trabajadores que manipulen la batería.
⦁    Ventila adecuadamente la zona de carga de la batería para evitar la acumulación de gases explosivos.
⦁    Asegúrate de que la batería no está sobrecargada de agua o ácido.
⦁    Evita la sobrecarga o el sobrecalentamiento de la batería durante el proceso de carga.
⦁    Proporciona la formación adecuada a los trabajadores que manipulan, cargan o mantienen las baterías de las carretillas elevadoras.

Siguiendo estas directrices y buenas prácticas, se pueden minimizar los riesgos asociados a las baterías y garantizar un uso seguro y eficaz de las mismas.


En resumen, las baterías de las carretillas elevadoras son un componente crucial de las carretillas, ya que proporcionan la potencia necesaria para levantar y mover cargas pesadas. Hay varios tipos de baterías de carretillas elevadoras, cada una con sus propias ventajas e inconvenientes, y requieren un mantenimiento y una manipulación adecuados para garantizar un funcionamiento seguro y eficaz.

¿Aún tienes dudas? Si no te decides podemos asesorarte para tomar la mejor decisión para tu negocio. ¡Te llamamos! Consúltanos cualquier duda.

Posted in: Noticias